welcome

jueves, 23 de enero de 2014


Veamos, al parecer no es tan difícil, las base para ser aceptado siempre serán las mismas: Jamás cambies, cambia para tan solo alcanzar cosas buenas, aunque nadie de note de aquello. Sonríele a todos, de aquella manera te verán bien y jamás te harán preguntas. Da pena, así te tomaran en cuenta aunque sea para arrojarte un poco de falso cariño. Sé tú mismo, así al menos te criticaran por ser real, eso le da un poco más de valor a las palabras de aquellos que te rodean. Jamás pienses en ayudar más de la cuenta, nadie lo hace y no merecer perder tiempo de esta deplorable vida en moverte más de la cuenta. Critica todo aquello que puedas,  se indiferente, créete el cuento de que eres “especial”, eso te hará ver cool, y gran parte de este mundo se basa en como los demás te ven. Disfruta a la familia pero no te malgastes siendo quienes ellos quieren que seas, están obligados a aceptarte tal y como eres. Recuerda llorar de vez en cuando, te hace sentir  vivo. Di “sí” a todo lo que puedas, a todo aquello que te propongan, la idea es ser recordado, recuerdos es lo único que quedaran después de que ya no existas. Camina sin rumbo y recorre lo más que puedas sin pronunciar palabra alguna, así tendrás algo que contar a los demás. Ten sexo, pero recuerda sudar, eso lo hace más emocionante. Sigue las masas, la originalidad se basa en eso.  Muere en soledad, de aquella manera al menos harás sentir mal a aquellos que te ignora, y si lo haces calcula que sea en verano, así se cagaran de calor en el cementerio con treinta y cinco grados a la sombra.

No hay comentarios: