welcome

miércoles, 24 de diciembre de 2014

xd

Cada una de sus delicados dedos, cada una de sus definidas manos. Al cuello sin asco ni escrúpulos, a centímetros de la realidad sin pensarlo dos veces, no se lo permite, suficientes manos, suficientes, tantas como las pestañas que enfoca a las miradas que deciden rechazarle, tantas como las esperanzas que retoma  cada vez que decide suicidarse entre palabras, tantas como para ahogar su existencia, pero jamás las suficientes como para negarle un poco de esperanza, porque el darle esperanza, es el último recurso de esta puta vida, para hacer todo más interesante.

No hay comentarios: