welcome

viernes, 21 de agosto de 2015



A veces pienso que debería abandonarme, volverme personalista, dejar de dar parte de mi tiempo a personajes esporádicos, quizás añoro tanto tener a alguien que realmente me entregase su confianza que me cego frente a lo que es una pérdida de tiempo. Debería volverme automático, arribista y desconfiado, aún más frío, suprimir mis titubeos cuando tomo conciencia de que realmente cada vez me alejo más de la interacción con otras personas, debería volverme exquisitamente un hijo de puta, aprovecharme de quien pueda, sacar beneficios sin dar una mera insinuación de esfuerzo, volverme exitoso y rodearme de personas aún más falsas, pero que almenos se esforzarían por actuar bien su compañía, y cuando ya no pueda más con esta intoxicante dimensión de realidades, fumar hierba hasta sentir que puedo seguir adelante.

No hay comentarios: