welcome

martes, 15 de septiembre de 2015

A no muy altas alturas de la tarde, los vagones se llenan, exceso de caras, olores y movimientos encerrados en el metro cuadrado que por sobrevivencia deberia de pertenecerte, y aunque no sea así, hay veces que tansolo hay más gente de la que me agrada que haya. Es ahi cuando me bajo en cualquier estacion, me siento en el piso y espero que pase un vagon que me sea cómodo. He esperado hasta por más de media hora, tansolo en la comodidad de una espera por voluntad propia, y aquellos minutos son suficientes para darme cuenta que todo eso podría verse menos maniatico si no estuviera solo, y así me recuerdo lo sólo que estoy todo los putos días dentro de una rutina cualquiera. No escribo esto porque esté descesperado por tener a alguien a mi lado, tansolo escribo porque me acomoda, y éste es mi medio.

No hay comentarios: