welcome

viernes, 7 de julio de 2017

Me encuentro en una posición, en una edad, en unos tiempos de lapsus, de espera, de caminar y ver, de saber y no hacer, de saber que si lo haces no te sumara en nada, porque de nada sirve si no se requiere en el cargo. Me pregunto si mis felicidades me hacen felices, o que estoy esperado para hacerlo, no entiendo por qué no me siento enamorado, o pleno, o por qué insisto en hacer cosas, hasta mirarme haciéndolas y entender que no sirve de nada, que mis 23 son 23, y próximos 24, y que te quedan años, y seguiré donde estoy, podre cambiar muchas cosas, pero seguiré siendo el weon ridiculo que soy, con ganas de hacer todo, pero que al final no hacer nada, incapaz de deleitar a alguien, incapaz de sentirme amado, incapaz de aprovecharme de mi mediocridad para conseguir sexo, incapaz de coquetiar, ya ni siquiera la mota me despega del alma, ya ni siquiera el alcohol confunde mis piernas, ya simplemente estoy pegado y gris a mi puesto, mirando esperando que alguien se pudra junto a mi, para poder charlar, y hablar de cómo se siente el esperar, como se siente el auto engañarse para hacer como si ya tuviera las fuerzas, para volver a comenzar. 

No hay comentarios: